lunes, 2 de marzo de 2009

SALVEMOSALESPANYOL.COM

Sólo le falta la camiseta del Madrid para ser perfecto

Esteso sólo podría existir en el mismo universo que Pajares. ¿Habría Yuste sin Salcedo? ¿Y Tip sin Coll? ¿Y Seinfeld sin Costanza? Asimismo, el Real Madrid se borraría, como la familia de Marty McFly en “Regreso al futuro”, si algún acontecimiento espaciotemporal eliminase al Espanyol de la realidad. En dos semanas, los periquitos nos han convertido en candidatos a la liga. “¡Cómo os queremos! ¡Cómo os queremos!”, grité el sábado a los jugadores del Espanyol a lo Héctor del Mar. Cual orcos al servicio de Saruman, el equipo blanquiazul se levanta siempre que el Madrid lo necesita y se atempera cuando los blancos pedimos unos “punticos” extra. Incluso, ocurrió el sábado, veneran a los mismos futbolistas: Raúl y Guti (¡menudo golazo!), iconos del madridismo, revivieron en Montjuic.

Don Quijote prometió a Sancho Panza una ínsula si alcanzaban la gloria con sus aventuras. Batman no cobró ni un euro a Robin por vivir en su “peaso” mansión de Gotham. George Harrison no se enfadó con Eric Clapton cuando éste se casó con su ex–mujer. Es obligado que el equipo blanco haga un gesto que demuestre lo mucho que nos importa el Espanyol. ¿Una declaración de amor en un Parador Nacional? ¿Segarle el campo gratis todos los domingos? ¿Comprar dos toneladas de conservas “Dani”? No, amigos. Los madridistas debemos arrancar una campaña para que el Espanyol se salve. Piénsenlo: son seis puntos más y seis puntos menos del Barça cada año. Además, el cosmos futbolístico está descompensado: mientras que el Espanyol es un equipo hermano, el Atlético de Madrid da mil y un problemas al Barça (y a nosotros nos asegura otras dos victorias).

Hay que comenzar a concienciar al personal. Compañeros, abramos salvemosalespanyol.com y organicemos varios actos de apoyo. Lo primero, un concierto benéfico a favor de los pericos. Mandaríamos a varios músicos madridistas (David Summers, Victoria Beckham, Álvaro Benito) que compongan un nuevo “jit”: “We are the Espanyol”. Después, una recaudación por SMS con el objetivo de robar a Ribery al Barça. Y, finalmente, un telemaratón con el gran Luis García chutando a gol una y otra vez hasta que vuelva a marcar. Amigos, salvemos al Espanyol. ¿Se imaginan el terrible futuro? La próxima temporada sería como “Aída” sin Aída. O, ¿eso ya está pasando?

2 comentarios:

Pipo dijo...

Y sólo faltaba que además fuera cierto para que el post fuera perfecto,jodía estadística...,si no fuerais tan aburridos jugando al fútbol obviaríamos que en los 11 últimos enfrentamientos en Montjuïc,el Espanyol ganó 5 veces al Madrid y sólo 2 al Barça,así que suspende la campaña,o comienza una pa la beatificación de Raul Selección,que ya desprende tufillo a santidad,y lo colocais en la ornacina al lado de PirriiiiiiiiTodoPundonor,que decía así de corrido Matías Prats,el bueno,no el hijo.

Saludos Edu,me encanta leerte.

Edu Galán dijo...

jajajaja... como sabes, mis "Blancos radiantes" siempre faltan a la verdad...

Eso sí, a Raúl hay que santificarlo, con Pirri, Juanito y Di Stefano.

Gracias, Pipo, que me leas es para añadirlo al currículum.

Salud!